“Ellos (la Policía) le dicen que él está bien, que vayan al otro día para entregárselo, ellos no le dicen que está en el doctor, ya él estaba desde la mañana en el médico, pero ellos le dijeron que fueran en la mañana, en horas en las que el fiscal pueda entregárselo”.

Así inició su relato uno de los amigos cercanos de David de los Santos, un joven de 24 años que murió debido a la gravedad de las heridas que sufrió, luego de ser detenido y trasladado al destacamento policial en Naco, Distrito Nacional.

De esta forma, indicó el allegado, inició la odisea para encontrar a David que, sin que sus familiares supieran, se debatía entre la vida y la muerte en una camilla del Hospital Dr. Francisco E. Moscoso Puello.