Juristas coinciden en que el caso de una empleada de una ferretería que mató de una puñalada a su jefe, quien previamente la había agredido, se puede aplicar la legítima defensa u homicidio involuntario.

Captado en cámara quedó el momento cuando el ciudadano de origen chino, Jhei Leet, agredió a la cajera de la ferretería con un objeto.

Es por esto que abogados manifiestan que el Código Procesal Penal estable la legítima defensa; y que en el video que observa que la joven Franyelis María Furcal, de 30 años, actuó bajo una necesidad. Agregó que Franyelis Furcal no tuvo intención de matar a su jefe