Las fuerzas rusas intensifican sus ataques sobre ciudades clave de Ucrania a las que mantienen bajo presión en el octavo día de invasión.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos, sin embargo, señala que militares rusos no han conseguido progresos significativos en el último día y medio, y que soldados ucranianos han retrasado el avance del convoy de tropas y equipamiento ruso de casi 60 kilómetros de largo que se dirige a Kiev, la capital.

La columna está “atascada”, dijo este miércoles el portavoz del Pentágono John Kirby. “Creemos que los rusos se están reagrupando y sobreestimando el progreso que no han conseguido”, declaró ante periodistas.

Según una evaluación de la inteligencia militar británica, la columna rusa “permanece a 30 kilómetros del centro de la ciudad, siendo demorada por la firme resistencia ucraniana, averías mecánicas y congestión”.