El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Proconsumidor) ordenó la suspensión de un negocio que vendía postres en forma de los órganos reproductivos humanos, mediante la resolución 293-2022.

“Proconsumidor ordena como medida cautelar la suspensión inmediata comerciales del establecimiento comercial Tasty Diks Desserts”, leía parte del documento.

Asimismo, en la referida resolución se reseñó que a mediados de la semana levantaron un acta de inspección, comprobando que en el establecimiento en cuestión no solo vendían pasteles a semejanza de vaginas y penes, sino que también supuestamente permitían la entrada de menores de edad en compañía de adultos.