La directora general de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), Digna Reynoso, informó este miércoles que un solo colmado manejó veinte millones de pesos en cuestión de horas y que su modus operandi era hacer las transacciones por las madrugadas, tiempo en el que se supone las personas no están comprando.

Reynoso dijo que luego de llegar a la institución han estado tratando de negociar con los dueños de colmados donde se habían detectado transacciones, pagado estos por medio de cheques, recuperado de esta manera cerca de diez millones de pesos que han sido regresado a los usuarios víctimas de fraude.

«Ningún colmadero es inocente para prestar un verifone, ningún colmadero es inocente, cuando llevan un bloque de cédulas o tarjetas para transarla, ellos saben lo que están haciendo» , dijo la directora de ADESS.