El equipo médico “trató de reanimarla unas cuatros veces, pero su corazón no resistió”. Fueron las palabras que confirmaron anoche la muerte de la exprimera dama, Rosa Gómez de Mejía a consecuencias de un paro cardíaco.

Doña Rosa, esposa del expresidente de la República Hipólito Mejía desde hace 58 años, nació el 11 de marzo de 1940 en Gurabo, Santiago de los 30 Caballeros, donde se ha declarado tres días de duelo.

Su deceso de produjo en la clínica Abreu, del Distrito Nacional, el mismo día en que participó en una actividad del museo infantil Trampolín, un espacio educativo y cultural destinado a apoyar la educación integral de la niñez dominicana, creado durante su gestión en el entonces Despacho de la Primera Dama.