Los directores de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) no dan abasto con la gran cantidad de audiencias que se celebran en los tribunales de cinco casos de presuntos actos de corrupción.

Es tan así que en un solo día tribunales apoderados han conocido hasta dos audiencias de revisión obligatoria de la medida de coerción o de revisión a solicitud de partes, en los casos de entramados de corrupción.

Ante esa situación, Wilson Camacho, Yeni Berenice Reynoso y la fiscal Mirna Ortiz, coordinadora de litigación de la Pepca se han tenido que dividir para participar en los casos de Antipulpo, Medusa, Coral, Coral 5G, Operación 13 y otros procesos.



Solo este lunes se conoció la revisión obligatoria de la medida de coerción a cuatro de los implicados en el caso Antipulpo, contra quienes el juez del Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Deivi Peguero, le ratificó la prisión. La revisión obligatoria fue fijada nuevamente para el 16 de mayo.