Continúan de forma intensa las atroces excavaciones que socavan las arenas de Las Dunas de Las Calderas en Baní, provincia Peravia.

El daño ecológico se produce otra vez en la zona del municipio de Matanzas, a escasos metros de la zona costera y a unos 300 metros del Arroyo Aguzadera, que da nacimiento a Las Dunas, según han determinado expertos en este recurso natural.

Además de las finas arenas de Las Dunas, indican técnicos ambientalistas; talan también cientos de árboles endémicos, entre los que citan; manglares, almácigo, guatapaná, palo de lluvia, saona, mostazo, bayahonda y otros.