En las últimas horas, las declaraciones de un lado y del otro por parte de Haití y República Dominicana ante la construcción de un canal para desviar las aguas del Río Masacre hacia suelo haitiano ha tomado principal tras las declaraciones del canciller Claude Joseph.

Hace algunas semanas Joseph comparó la delincuencia del territorio dominicano con la crisis y dominio que tienen las bandas en los sectores del país haitiano, desatando de inmediato una lluvia de reacciones por parte de autoridades dominicanas.

El día de ayer, surge la información de que el canciller Claude Joseph en carta al primer ministro Ariel Henry, le señaló que el Río Masacre no nació en República Dominicana y que, por tanto, se hace necesario el reinicio de la obra que busca desviar el agua a su territorio.