El presidente Luis Abinader habló ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) sobre la crisis económica por la pandemia del COVID-19 que ha afectado a los países con menos recursos y la situación que vive Haití.

Haití está en un período grave de inestabilidad y su falta democrática y su inseguridad afecta a toda la región del Caribe y a la República Dominicana. Lo que dijo el presidente es que la crisis haitiana tiene que ser asumida colectivamente por una entidad que reconduzca a los haitianos a un entendimiento.

La República Dominicana ha encarado prácticamente solo una parte de los problemas de Haití, especialmente los relacionados con la situación migratoria. “La Comunidad Internacional no puede ni debe abandonar al pueblo haitiano”, dijo Luis Abinader.