El decreto confirma el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos y los privados de uso público, así como las demás medidas y protocolos sanitarios vigentes.

Prohíbe, además, la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos y lugares privados de uso público todos los días de 12:00 a.m. a 5:00 a.m.

Los establecimientos públicos y privados de uso público, sin importar el tipo de actividad que auspicien, podrán recibir personas solamente hasta el 75% de la capacidad total de sus instalaciones, siempre en cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes.