El diputado del Partido reformista por La Romana, Pedro Botello, se quejó este miércoles ante el hemiciclo de la Cámara Baja de un decreto emitido por el Presidente de la República, Luis Abinader, en el que se pensiona con montos de 75 mil pesos a los presidentes de las centrales sindicales, Rafael (Pepe) Abreu, Jacobo Ramos y Gabriel del Río.

Botello calificó como injustas esas pensiones cuando a los trabajadores con salarios mínimos que han sido golpeados económicamente por la pandemia se les ha negado la entrega de un 30 por ciento de los fondos de pensiones.