Un grupo de organizaciones de la provincia La Altagracia, advirtieron que el Aeropuerto Internacional de Bávaro “no generaría nuevos empleos, sino que traería una situación de crisis y dividiría los puestos de trabajo ya existentes”.

“Contrario a lo que han señalado sus promotores, el verdadero efecto que tendría la posible construcción y desarrollo de esta obra, sería traer crisis y fragmentar los puestos de trabajo ya existentes, porque la cantidad de vuelos que recibe actualmente el Aeropuerto Internacional de Punta Cana sería repartida entre las dos terminales, lo que no significa nuevos empleos, sino una redistribución de los que ya tenemos”, pronunciaron.