Miguel José Moya defendió el contrato que tenía con la Procuraduría General de la República y por el que es investigado actualmente por el Ministerio Público en el caso Medusa, donde es señalado como cabecilla el ex procurador Jean Alain Rodríguez.

Aunque no refirió el monto se dice que es de 20 millones de pesos. En un video publicado en Facebook, donde no se especifica la fecha de filmación, Moya se presenta como fundador de DIO, Desarrollo de Individuos y Organizaciones, empresa fundada en 2001 en la que asegura ni él, su esposa ni sus colaboradores “han sido parte de un acto ilícito, mucho menos ser parte de un entramado criminal y mafioso con fines de lucro, jamás en 30 años de carrera y 20 años de la institución han dio parte de un acto ilícito”.

En su mensaje, con el que dijo rompe el silencio, puntualizó varios aspectos, entre ellos la forma del escrutinio al que ha sido sometido que califica de “brutal, humillante y excesivo”.

También se desligó del incidente entre el pasado procurador Jean Alain Rodríguez con la magistrada Miriam Germán en la reunión del Consejo de la Magistratura y una exhortación que le hace a los magistrados Wilson Camacho y Yeni Berenice Reinoso.