El año pasado, los medios registraron que luego de superar el covid-19, Chyno Miranda empezó a experimentar malestar, dolores y calambres en distintas partes de su cuerpo. Meses después, se encontraba paralizado.

El cantante venezolano de música urbana no podía mover sus piernas ni brazos, tampoco articulaba bien las palabras. Sentía ansiedad y paranoia. Estaba sufriendo de una neuropatía periférica. Había permanecido cuatro semanas en coma inducido debido a la grave inflamación de su cerebro, una encefalitis aguda una terrible secuela que le había dejado el covid-19.