Una acalorada sesión de la Asamblea Legislativa de Bolivia derivó el martes en empujones y golpes entre legisladores oficialistas y opositores en las dos cámaras.

La trifulca estalló durante una interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, interpuesta por la oposición por las detenciones recientes de funcionarios que trabajaron bajo la gestión de la presidenta interina Jeanine Áñez (2019-2020).

El senador opositor Henry Montero y el diputado oficialista Antonio Gabriel Colque se agarraron a golpes en pleno hemiciclo. Dos legisladoras, al intentar separar a sus colegas, terminaron jalándose de los cabellos.

La trifulca ocurrió después de que los oficialistas llenaran el Congreso con carteles que decían que en octubre de 2019 hubo un golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales, quien buscaba un cuarto mandato consecutivo en las elecciones de octubre de ese año.