El presidente Luis Abinader envió al Senado de la República en el lunes un proyecto de ley con el que busca transformar el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) en la Dirección Nacional de Inteligencia, institución dependiente del presidente de la República.

Antoliano Peralta, consultor jurídico del Poder Ejecutivo, explicó que desde la dictadura de Trujillo, con el Servicio de Inteligencia Militar (SIM), los servicios de inteligencia han sido un dolor de cabeza para la sociedad por una serie de incursiones que implican violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos. En ese sentido, aseguró que la norma vendría a regular esas actividades.

El funcionario aseguró que este instrumento legal establece una frontera entre el viejo régimen de inteligencia que evoca oscuros recuerdos de violación a derechos y un sistema moderno, legal, institucional y que pueda operar con eficacia, pero a la vez en el respeto de los derechos de la ciudadanía.