Cuando el pasado día 26 de marzo la señora Berta García, de 50 años edad, despedía la noche con una oración, nunca se imaginó que mientras le pedía a Dios que la protegiera de todo mal, tres hombres penetrarían a su residencia y uno de ellos la agredió y la violó sexualmente.

García explicó que tres hombres penetraron a su residencia ubicada en el sector Los Gandules, frente a la Villa Olímpica de Santiago y uno de ellos entró a su habitación, la sorprendió, intentó estrangularla y la violó.

La señora, luego de sentir como el hombre terminaba su cometido, miró hacia atrás y nunca se imaginó, que su agresor era su propio vecino, un joven que ella vio crecer en el sector, quien junto a otros dos más se prestaron a tan infame acción.