Luis Abel Bens “Chiricuí” es el responsable, según el Ministerio Público, de sustraer 1,653 pies de cables en el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA), lo que provocó retraso y desvío de 15 aviones y pérdidas por RD$30 millones.

Por el hecho, que afectó a más de tres mil personas el pasado domingo 23 de mayo, “Chiricuí”, de 21 años, que se entregó a las autoridades, fue enviado a una cárcel de San Pedro de Macorís para cumplir tres meses de prisión preventiva, en una acusación que el Ministerio Público califica de “asociación de malhechores y robo agravado, que se enmarcan dentro de los denominados actos de interferencia ilícita, descritos en la Ley 188-11, sobre Seguridad Aeroportuaria y de Aviación Civil”, señala un comunicado de prensa.