América Latina va arder en llamas si se busca una solución en base al aumento de los impuestos, según advirtió el expresidente Leonel Fernández, al referirse a las reformas fiscales que se pudieran aprobar en  la región, dada la situación económica y de salud que se enfrenta el mundo por la pandemia.

Fernández puso como ejemplo a Colombia  donde se generaron protestas  que desataron muertes y personas desaparecidas, que luego el presidente Iván Duque retiró el proyecto. En una entrevista en el grupo de medios elCaribe dijo: “Colombia quiso hacer su reforma fiscal y qué pasó, encendió la chispa de la protesta social, eso va a pasar con toda América Latina, que va arder en llamas si se procura adoptar como fórmula aumentar el impuesto sobre una situación de crisis y de calamidad”.

Entiende que si reforma fiscal no es políticamente viable,  se estaría creando una situación de inestabilidad, ingobernabilidad y no se sabe lo que pueda pasar.

Advirtió que hay que tener mucho cuidado porque las grandes crisis generan dictaduras y en ese sentido citó la de  Adolfo  Hitler, Rafael Leonidas Trujillo  y Anastacio Somoza.

Entrevistado en el grupo de medios elCaribe, el expresidente Fernández también se refirió a la crisis financiera en Europa y dijo que  “en Europa, a pesar de tantas mentes brillantes incurrieron en ese error, porque la banca exige, la banca presiona porque primero está su dinero antes que el bienestar del pueblo; todo el que estaba en el poder en 97 países de Europa salió del poder, donde estaba la socialdemocracia, ganó la derecha; donde estaba la derecha, ganó la socialdemocracia, solo prevaleció Ángela Merkel”, apuntó.

Sobre la reforma fiscal que está carpeta de las actuales autoridades, Fernández dijo que debió hacerse  en 2015, “La reforma fiscal debió hacerse en el 2015 y no se hizo y luego, se dijo que sería en el año 2019, pero como el anterior gobierno ( Danilo Medina) estaba en reforma constitucional para el continuismo no pudo abordar el tema”-

Indicó que  “todas las agencias calificadoras de riesgo están viendo que la República Dominicana podría caer en default y ahora la economía está como un paciente en estado de emergencia, sigue siendo frágil”, advirtió.

Fuente: Listín Diario