Un destacado neumólogo de Baní, que ha estado dando frente a los casos de coronavirus en la provincia Peravia, desde que se  detectaron los primeros casos en República Dominicana, se han mantenido clamando al presidente Luis Abinader  por acciones urgentes, ante la falta de camas y el agotamiento del personal de salud.

El doctor Wilfredo Polanco Polanco ha usado sus redes sociales como desahogo y advertencia, pero en los últimos 14 días se ha dirigido al presidente Abinader con el “grito” de que los pacientes se están muriendo en sala de espera, que se requieren medidas más drásticas.

A continuación reproducimos el último mensaje de fecha 27 de mayo.

“Excelentísimo señor Presidente la provincia Peravia esta fuera de control,  están falleciendo los pacientes en sala de espera,  los familiares desesperados nos ofrecen hasta dinero, tenemos impotencia,  Señor Presidente no sabemos dónde poner tantos pacientes graves, ayúdenos,  si sus más cercanos no le informan, sepa que el país necesita un cierre urgente.

Ud es mi Presidente, y como neumólogo le aseguro que hablo por todos mis colegas, por los que amamos el país,  los que decidimos quedarnos al frente de la batalla, los que hicimos el juramento hipocrático,  les rogamos en nombre de la Santísima Trinidad es urgente tomar medidas extremas, ya no tenemos respuestas para los familiares, los neumólogos unos a otros nos suplicamos una cama. El estado actual sanitario es de extremo cuidado

¡NO HAY CAMAS , NO HAY CAMAS,  NO HAY CAMAS ¡

 

Doce días antes, el 17 de este mes, el doctor Polanco también se dirigió al presidente Abinader y este fue su clamor:

“Muy buenas noches excelentísimo señor presidente Lic. Luis Abinader, el interés general está por encima del interés particular,  sus soldados los médicos, sobre todo los neumólogos, estamos disparando la últimas balas, la presión es tanta y no hay camas disponibles, es agotador todo el estrés y algunos incluso ya no toleran más fatiga, los que quedamos al frente y estamos desde el principio al frente de la batalla necesitamos que el Ministerio de Salud Pública aplique medidas drásticas, porque algunos no le  gusta el término colapso, pero no hay otra palabra para la cantidad de llamadas y emergencias, no es solo el Gran Santo Domingo,  una gran parte del territorio nacional está fuera de control y en lugar de restringir, abriendo más.

Somos humanos y lo demás Dios lo ve,  mientras estamos en fatiga, el pueblo está cada quien haciendo lo que le parece y como le parece.

Este pueblo tiene oídos para oír y no escucha,  tiene ojos para ver y no ve, ojalá alguien escuche este clamor ya es mucho con demasiado, no somos de piedra.

El obrero es digno de su salario dice la Biblia, señor ministro de Salud Pública, somos sus soldados, pero ya hemos y seguimos arriesgando todo, es un año y medio de pandemia y el pueblo haciendo giras y fiestas y nosotros sin saber qué hacer con tantos pacientes positivos y en malas condiciones.

El doctor Polanco Polanco trabaja en el Centro Medico Regional Dr. Aguasvivas y en el Consultorio Médico Doctor Polanco, ambos en la ciudad de Baní.

Fuente: Listín Diario