El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, explicó que la desvinculación del administrador de la Empresa de Distribución de Energía del Este (Edeeste) se debió a que “surgieron algunas contradicciones sobre aspectos estratégicos en cuanto a la gestión de Edeeste, y a aspectos personales de él”, y negó que se haya presionado a Ozuna para que despidiera técnicos y nombrara a compañeros del partido de gobierno.

Aseguró que Ozuna le había solicitado desde hace más de tres semanas que quería retirarse de la administración de Edeeste por razones personales y profesionales, y que estaba dispuesto a servir con su pericia desde otra posición.

Almonte defendió el desempeño de Ozuna, calificándolo de íntegro y honesto, y dijo que se caracterizaba por su buena conducta y competencia técnica.