La Dirección Cibao Central de la Policía en Santiago sirvió de depósito de unas 2,300 motocicletas que fueron retenidas durante la Semana Santa, porque sus conductores no portaban documentos ni casco protector. 

La mañana de este lunes y martes, los conductores acudieron a retirar sus motocicletas, pero antes deben pagar una multa de mil pesos para que las autoridades se las puedan entregar.