Menos de la mitad de las mujeres de 57 países en vías de desarrollo no tienen el derecho a negarse a tener relaciones sexuales con su pareja, a decidir sobre el uso de métodos anticonceptivos y a solicitar atención médica, de acuerdo con un informe de las Naciones Unidas publicado el miércoles.

En su informe, el Fondo de Población de la ONU señaló que los datos sólo abarcan aproximadamente a una cuarta parte de los países del mundo, más de la mitad de ellos en África. Pero los hallazgos “pintan una imagen alarmante del estado de la autonomía corporal para millones de mujeres y niñas” que carecen del poder para tomar decisiones sobre su cuerpo y su futuro sin miedo o violencia, asevera.