El hostigamiento, intimidación o bullying, sostenido en contra de un niño, niña, adolescente o persona con discapacidad, que se desarrolla en el ámbito escolar o cualquier espacio, sería una nueva tipificación establecida en el Código Penal, de ser convertido en Ley el proyecto estudiado en la Cámara de Diputados. Se considera el uso de la fuerza física, verbal, psicológica o social con el deseo y efecto de herir, amenazar o asustar de forma repetitiva y sostenida, lo que contempla sanciones con medidas socioeducativas determinadas por la autoridad competente, en el caso de que la víctima sea menor de edad o tenga alguna discapacidad, y que el responsable sea menor de edad.