Debido a las quejas de varias universidades por la poca cantidad de alumnos que ingresan a estudiar magisterio de “excelencia”, porque no logran pasar las pruebas de evaluación exigidas, el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt) revisa la meta presidencial que procura formar mejores docentes.