El número de inmigrantes menores de edad que entraron a Estados Unidos solos y están bajo custodia de la autoridad migratoria cayó un 45.7 % en menos de un mes, aunque el tiempo que los pequeños permanecen en los centros fronterizos sigue superando el límite de 72 horas, revelaron este lunes medios locales.

Hasta el pasado domingo, un total de 3,130 niños permanecía en poder de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) frente a los 5,767 que se contabilizaban el 28 de marzo, señaló la cadena estadounidense CNN, que cita datos proporcionados por el Gobierno de Joe Biden.