En la República Dominicana se reportaron este martes cuatro muertes adicionales por la ingesta de bebidas alcohólicas adulteradas, lo que aumenta el total de fallecidos a al menos 22 personas.

Las defunciones se registraron en el municipio de Bonao (2), provincia Monseñor Nouel; en Puerto Plata (1), en la provincia del mismo nombre; y en el Distrito Nacional (1).



Las víctimas en Bonao fueron identificadas como Rosamily Báez Rosario, de 34 años, y Yinet Hernández, ambas residentes en Villa Sonador; en Puerto Plata falleció el ciudadano haitiano Sony Precinvi, de 27 años, quien residía en la comunidad el Batey la Grúa de Imbert.