La costa de Mazatlán, en el estado mexicano de Sinaloa, atrae a miles de turistas cada temporada vacacional. Sin embargo, durante la pasada Semana Santa las playas no fueron el mayor atractivo para los visitantes, ya que ese lugar fue ocupado por un tigre de Bengala que fue visto paseando por varios puntos de la ciudad.

La presencia del felino no pasó inadvertida para los vacacionistas y residentes de Mazatlán, quienes, sorprendidos por el exótico animal, comenzaron a compartir imágenes y videos a través de redes sociales.

Como si se tratara de un perro de casa, el tigre fue captado viajando tranquilamente en los asientos traseros de un vehículo con la cabeza y una pata por fuera de la ventana, como si el tránsito de la avenida no le perturbara.