Partes protegidas de la selva amazónica de Brasil se están vendiendo ilegalmente a través de Facebook. Es lo que descubrió una investigación de la BBC, que revela que algunas de las parcelas en oferta a través del servicio de anuncios clasificados de Facebook son tan grandes como 1.000 campos de fútbol. A raíz de este hallazgo, el Supremo Tribunal Federal de Brasil ha ordenado una investigación sobre la venta de zonas protegidas del bosque tropical del Amazonas a través de Facebook. El Supremo, tras la investigación, pide ahora al Gobierno brasileño que “tome las medidas civiles y criminales apropiadas”.