Reos de la cárcel preventiva de San Pedro de Macorís denunciaron que, presuntamente, un oficial de ese recinto cobra 2,000 pesos para dormir en hamacas.

“Mire el teniente lo que hizo, le dimos 2,000 por cada hamaca y las aceptó todas. Es que esto es un negocio, están abusando”, sostuvo un reo.

“La fiscal la mandó a quitar las hamacas y él la mandó a poner de nuevo, 2,000 por cada una”, agrega el privado de libertad.

Los presos señalaron que realizaron un motín en días pasados tras el retiro de las hamacas y que, presuntamente, el referido oficial les cobra para reponerlas.

Fuente: EL NUEVO DIARIO