El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, busca intercambiar “petróleo por vacunas” contra el covid-19, en medio de una nueva ola de la pandemia en el país caribeño y las sanciones financieras de Estados Unidos.

“Venezuela tiene los barcos petroleros, tiene los clientes, para que nos compren el petróleo y dedicaría una parte de su producción para garantizar todas las vacunas que necesita Venezuela. ¡Petróleo por vacunas!”, dijo Maduro, quien enfrenta sanciones impuestas por Washington contra la estatal petrolera PDVSA con el objetivo de desplazarlo del poder.

“Estamos listos y preparados, petróleo por vacunas, pero no le vamos a mendigar a nadie”, agregó refiriéndose, sin mencionarlo expresamente, a un anuncio previo del líder opositor Juan Guaidó sobre acuerdos para la liberación de fondos de Venezuela bloqueados en el extranjero para pagar vacunas del Covax, sistema de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que busca garantizar la distribución equitativa de inmunizaciones en naciones en desarrollo.