Tres potentes terremotos sacudieron la costa de Nueva Zelanda este viernes, lo que llevó a que el país emitiera hasta dos alertas de tsunami que posteriormente fueron rebajadas. El más fuerte de los tres sismos tuvo una magnitud de 8,1 y se produjo a las 8:28 de la mañana (19:28 GMT) a unos 1.000 km al noreste de la Isla Norte, cerca de las islas Kermadec.

En esa misma zona se había producido unas dos horas antes un sismo de magnitud 7,4; mientras que cuatro horas antes se había registrado uno de 7,1 cerca de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Las autoridades emitieron órdenes de evacuación para los residentes de áreas costeras en la Isla Norte después del tercer y más potente terremoto.