Un puñado de activistas instaló varias carpas en la parte trasera de la sede del Gobierno dominicano para exigir la despenalización del aborto en tres causales.

Lanzando consignas, encendiendo velas y recitando poesías se presentaron al lugar miembro de la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres, y aseguraron que pernoctarán allí para presionar al Congreso Nacional (bicameral) a modificar el Código Penal que penaliza el aborto en cualquier circunstancia.

Los manifestantes advirtieron que no se retirarán del lugar hasta que se apruebe esta medida, alegando que no permitirán que se promulgue una ley que viole los derechos constitucionales a la vida, la salud y la integridad de las niñas y mujeres.