Por la pandemia del coronavirus, en República Dominicana se suscitó un incremento de por lo menos cinco pesos en los precios del pasaje de las rutas de carros y guaguas públicas de la capital.

El incremento de los pasajes se produjo con la intención de compensar las pérdidas económicas de los más de 150,000 choferes del transporte público del gran Santo Domingo, ya que es necesario el distanciamiento físico, y en un vehículo donde iban seis pasajeros ahora solo deben ser cuatro.