Ricardo González perdió la vida a los 75 años tras haberle sido diagnosticado cáncer en la columna vertebral.

Cepillín comenzó su carrera en su natal Monterrey, México a final de los años 70 y rápidamente se convirtió en un referente del entretenimiento para niños gracias a sus canciones, programas de televisión y actos circenses.