El exdeportista de lucha libre, Rafael Sánchez, (Jack Veneno) continúa hospitalizado en estado de gravedad en el Instituto Nacional del Cáncer (INCAR) luego de que fuera trasladado por complicaciones debido al cáncer de páncreas que padece.

Las informaciones están siendo manejadas con hermetismo en dicho centro de salud a requerimiento de los familiares del destacado luchador.

Jack Veneno fue ingresado el pasado viernes en la clínica Cruz Jiminián, por presentar anemia severa y deshidratación, producto de la enfermedad, y que le ha afectado otras áreas como los pulmones.