Los plazos cortos para las declaraciones de nacimiento y de defunciones oportunas, han constituido escollos para las familias realizar los actos del estado civil y han contribuido a un sub registro en la República Dominicana.

A esto se suma la exigencia de una autorización de un tribunal cuando se hace tardíamente. Estas dificultades son disposiciones de la ley 659-44 sobre los actos del Estado civil, por lo cual no pueden ser eliminadas de forma administrativa. Hace falta una reforma legal. La ley 659-44 ha quedado obsoleta, ya que data del 17 de julio del año 1944, por lo que diferentes sectores han estado reclamando una modificación.