{{Brightcove}}

El presidente Luis Abinader anunció ayer que su Gobierno acelerará el cambio de matriz energética de combustibles fósiles a gas natural, una vía para reducir las cargas del subsidio estatal que se otorga a las gasolinas, que en su corta gestión superan los $2,469 millones.

Conjuntamente con esta transformación, el Gobierno pretende mejorar las infraestructuras de abastecimiento de combustibles y productos alimenticios y, consecuentemente, bajar las tarifas de los transportistas locales de mercancías.