Ante la escasa población con una dosis de vacuna contra el Covid-19 que tiene República Dominicana y la agresividad con que actúan algunas variantes del virus, el reconocido médico dominicano Rubén Peralta teme que una apertura masiva durante la Semana Santa pueda ser el inicio de un tercer brote del virus en el país. 

El especialista en traumas y cuidados críticos tiene sus temores de que ello conlleve además a la entrada y circulación comunitaria en territorio dominicano de la variante del virus del Sars-CoV-2 detectada en la comunidad de Washington Heights, Nueva York, y que ello conlleve a un incremento de los contagios, hospitalizaciones y muertes.