La Romana – Como sacada de una película un hombre quien meses atrás fuera interceptado por dos jóvenes que se desplazaban en un motor y al verle estacionado hablando por su celular, fueron y lo encañonaron con una pistola, lanzando este el teléfono para un comercio que estaba frente a él, no obstante el hombre aceleró el motor en la cual estaba montado, chocando con uno de los atracadores, a lo que el que tenía el arma le hizo un disparo en una pierna.

Después de más de 5 meses de ese hecho el señor Jesús Ortiz dijo que en ese tiempo un señor iba de vez en cuando a visitarle y le preguntaba siempre por su Salud y en que estaba el caso, también le decía que vendía pastillas o medicinas por si algún día las necesitaba.

Pues oh sorpresa de la vida Jesús el hombre que recibió el disparo fue un día a la Policía, ya que habían apresado a uno de sus atacantes y su sorpresa fue mayor cuando la persona que le iba a visitar siempre y a preguntarle por su Salud, era pastor de una Iglesia y padre del joven que estaba preso.