Condena enérgicamente el acto terrorista que se cometió contra la Policía Nacional en el barrio 500 de Nagua.

Donde antisociales recibieron la patrulla de la (PN) Tiros, botellazos y pedradas sin mediar palabras poniendo la vida de los agentes y civiles en riesgo, un llamado a la fiscalía para someter y dar seguimiento a esas personas que enfrentaron la Policía.