Todavía no se tiene certeza sobre los motivos que llevaron a Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, a cometer presuntamente un tiroteo en un supermercado de Colorado que terminó con la vida de 10 persona. La segunda masacre en solo una semana.

Pero poco a poco se conocen más detalles sobre su vida.

Los informes a los que ha tenido acceso nuestra cadena hermana NBC News indican que el joven puede tener un historial de problemas mentales. Por el momento, no hay evidencia que sugiera que el crimen que cometió sea un acto terrorista o de odio, según las autoridades.