https://youtu.be/Um_mzh0lRpk

El presidente Luis Abinader presentó ayer la primera fase de su Plan de Seguridad Ciudadana, con el que promete bajar el índice de criminalidad en el país. El principal factor de esa primera fase anunciada será la aplicación de un plan de desarme de la población a partir del 6 de abril de este año, con un programa de recompras de armas ilegales en manos civiles, para reducir las muertes y la violencia.

Para ello establece un plan de incentivos, tanto económicos como cupones, para canjear armas en establecimientos comerciales y otros lugares. La intención del actual jefe de Estado parece ser quitar la mayor cantidad de armas de fuego a la población civil y de esa forma reducir los crímenes a mano armada, sin embargo, esa estrategia no ha dado resultado en los pasados gobiernos.