Un atracador usó una percha envuelta en una bolsa de plástico para asaltar una tienda de telefonía móvil en la ciudad rusa de Zvenígorod, cercana a la capital, informa el diario ruso MK.

Inicialmente el sujeto pidió a la vendedora que le enseñara a uno de los móviles, pero en cuanto la mujer abrió la vitrina, el asaltante sacó su artilugio y, simulando que era un arma de fuego, robó cinco teléfonos inteligentes.