Un perro callejero y un leopardo terminaron encerrados en un pequeño cuarto en una localidad de la India durante siete horas, pero el resultado de su interacción sorprendió a los rescatistas. Los animales no se enfrentaron y permanecieron juntos sin conflictos, informan medios locales.

El hecho ocurrió en la aldea de Bilinele, en el estado de Karnataka, donde el felino estaba persiguiendo al can en una calle. Sin embargo, cuando los animales lograron entrar a un baño, el propietario del lugar cerró la puerta y los atrapó en el interior. Posteriormente, el hombre llamó a emergencias, pero el personal solo pudo acudir varias horas después.

Al llegar, los rescatistas introdujeron una cámara a través de unas rejas para conocer el estado de la situación, sin imaginar que todo este tiempo, los animales no se atacaron y permanecieron en diferentes rincones.