El Sindicato Nacional de Enfermería (Sinatrae) dejó claramente establecido que no aceptará que el personal de salud sea utilizado como “conejillo de Indias” para la aplicación de una vacuna contra el coronavirus solicitada con urgencia por el gobierno.

El secretario general del gremio, Julio César Cruceta, también se refirió a la ocupación hospitalaria por COVID-19, denunciando que el sistema está actualmente en su máxima capacidad.