“Magic Castle”, un videojuego de acción y fantasía que dos informáticos japoneses empezaron a desarrollar en 1998, ha sido terminado más de veinte años después y está disponible para el público.

Hace más de dos décadas, los desarrolladores trabajaron durante ocho meses en este proyecto, pero necesitaban de un fabricante de software que lo quisiera comercializar.