Mauricio Dantas Bezerra, uno de los principales tes­tigos del caso Odebrecht, declaró ayer en el juicio de fondo, que Ángel Ron­dón y Conrado Pittalu­ga son las personas a las que la empresa brasileña Odebrecht realizaba pa­gos con el fin de conseguir contratos de obras.

El testigo de origen bra­sileño, quien desempeñó el cargo de director jurídico de la constructora hasta no­viembre de 2019, también mencionó a Víctor Díaz Rúa y diversos congresistas como “el destino” de los pagos pa­ra no dejar rastros.