Un conglomerado de propietarios de Bares y Discotecas de la Zona Colonial de Santo Domingo pidió este jueves al Gobierno permitirles reabrir sus negocios, ya que cuentan con un protocolo sanitario que garantizará la seguridad de los empleados y de los clientes.

Explicó que ante el cierre de los bares y restaurantes por los efectos de la pandemia desde hace ocho meses cientos de empleados están sumidos en una crisis profunda.